Abro el periódico “Las Provincias” ayer 31 de Marzo y encuentro algo inesperado y muy gratificante: el Almacén de Naranjas de José Ribera en Carcaixent.

Un edificio modernista, digno de visitarse, que nos recuerda aquella época de esplendor de la naranja.

Nuestro tatarabuelo tuvo la gran idea de construir este edificio junto a la estación para sacar fácilmente sus naranjas. Han pasado 117 años y, desde entonces, la familia Ribera sigue apostando por lo mismo.

A día de hoy, este edificio emblemático se abre al público durante la ruta de la naranja para dar a conocer su historia y legado.

Nuestros antepasados llegaron lejos. Nosotros no vamos a ser menos. Los tiempos han cambiado pero en el corazón llevamos la impronta del esfuerzo y del trabajo bien hecho.

Gracias Jose Ribera por dejarnos tu gran ejemplo sobre todo.

La marca Ribera sigue viva gracias a esta gran iniciativa de nuestro tatarabuelo.

1
¡Hola!
¿Podemos ayudarte?
Powered by